Mac Miller – The Divine Feminine (2016)

Apenas termina el disco, uno entiende por qué este rapero blanco es todo lo que está bien.

El beat se mantiene vivo en cada canción y muta de manera sugestiva durante todo el disco pero, sin importar el matiz que elija, entra con la precisión de un bisturí, haciendo de este trabajo de estudio una pieza prolija y delicada que da placer escuchar. Muy largo para los tiempos que corren, 53 minutos parece ser mucho si se compara con la nueva tendencia de los discos que rondan la media hora y los EPs extensos. En sí, una obra maestra con los colores ideales, con una solida base de armonías que resaltan el nivel de los artistas invitados que participan, como el alabado Anderson .Paak o el ya establecido Kendrick Lamar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s