Festival concrete Jams @ Uniclub 11-12/1/2016

No fue hace mucho que llegaba, como por arte de magia, la noticia de un pequeño pero suculento festival a la ciudad de Buenos Aires. Dos fechas consecutivas que traen un panorama Stoner bajo una estética vintage.

Raro fue presenciar un espectáculo de primer nivel en un lugar ajeno a la clase de eventos. El Uniclub no se destaca por su cartelera repleta de bandas internacionales como lo hacen ciertos recintos sobre la calle Niceto Vega, pero no tuvo nada que envidiarles a los boliches del barrio de Palermo ya que hizo vibrar las paredes con dos platos fuertes, muy fuertes.

Concrete Jams 67
Pasadas las explosivas presentaciones de las bandas nacionales Güacho y Poseidotica, Dead Meadow pisó el escenario para ejemplificar la esencia del género que los representa. Una banda que no se caracteriza por su sonido gordo y distorsionado, sino por sus estructuras largas y densas. La perseverante redundancia, típica del Stoner, hacía mover al público por todo el salón. Más de un fanático terminó arriba del escenario a causa del bendito mosh, esta fiebre colectiva por volar sobre los espectadores parece contagiarse de manera rápida y sin discriminar.
Concrete Jams 24
El baterista, por favor, ese baterista… El muchacho no se destacaba por sus dotes rítmicos, sino que acaparaba la atención al tocar de manera rígida, imitando la falta de articulación de un Playmobil. Fue simpático por dos o tres canciones, hasta dejar en evidencia que su pequeño acto estaba causando leves turbulencias en el tempo. A pesar de las payasadas y los fanáticos eufóricos, Dead Meadow plasmó una franqueza musical  tan pura como la nieve virgen, haciendo que el calor de esa noche pase a un segundo plano.
Concrete Jams 40
Ansiosos por ver que pasaría al día siguiente, la gente se desconcentró rápido, haciendo una breve pausa en la vereda, donde una cerveza y un poco de aire fresco les devolvían el aliento para exclamar a gritos lo increíble que fue ver a estos chicos, por primera vez, en la ciudad. Después de lo vivido en esa noche de lunes, nadie sabía lo que podía llegar a pasar.

Concrete Jams 53
Los sonidos de Elefante Guerrero Psíquico Ancestral y Viaje A Ixtlan acompañaron a la barra, infestada de clientes, y a las nubes de humo que no se lograban disipar. Todos querían Radio Moscow, y todos tuvieron Radio Moscow. Este flamante trio que ya conocía al público argentino volvió a atacar con un ejército de melodías que resonaban a las raíces más ortodoxas del Rock y Hard Rock de los 70s. Una locomotora Stoner que atraviesa un Desert Rock plagado de Southern Rock. Destellos de Blues que hacían agitar melenas durante toda su presentación. El tinte vintage se notó en la música, en los instrumentos y en las sencillas visuales que acompañaron ambas fechas del festival. A veces menos es más, el nombre de la banda con un patrón psicodélico proyectado detrás de la batería fue más que suficiente para realzar la idea de lo que fue este festival.
Concrete Jams 13
Que placer fue arrancar una semana así, que placer fue arrancar el año de esta manera. Mientras algunos veranean en la cosa sobrepoblada, otros nos deleitamos con dos noches que combinaron lo nacional con lo internacional y lo Stoner con lo Psych. Nuevamente este nicho demostró estar vivo y feliz de seguir apoyando a los referentes talentos.
Concrete Jams 19

Altas fotos, no? Y si, laburar con Rocio Frigerio es un placer…
Concrete Jams 15

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s